1.10.16

David victorioso, sobre un Goliat roto y asfixiado

Esta obra del artista Richard Heb, creada en el año 1983, nos muestra en bronce una escultura claramente significativa de lo que es la derrota y el triunfo, con un David sentado sobre la cabeza de su enorme enemigo, ya roto y derrotado, con la boca abierta reclamando como poco aire. Se encuentra en la ciudad alemana de Frankfurt.

26.9.16

Cuadro que nos muestra Alemania, antes de las guerras

Alemania quedó destruida tras las dos Guerras Mundiales. En la II Guerra Mundial, sus grandes ciudades, las mayores de 100.000 habitantes, fueron bombardeadas hasta destruirlas totalmente. ¿Pero cómo eran estas ciudades? Muchas de ellas se han reconstruido pues se salvaron los planos de ellas, de sus calles, de sus viviendas. No de sus decoraciones de vecindario. Este cuadro, anónimo para mi, nos muestra una calle alemana hasta finales del siglo XIX.

19.9.16

La Madonna Sixtina o la Madonna de San Sixto, de Rafael

Este cuadro titulado “La madonna Sixtina” o la “Madonna de San Sixto” es un gran cuadro atribuido a Rafael Sanzio, de 196 x 265 cm. que curiosamente todo el mundo conoce mucho más por sus ángeles del suelo, apoyados sobre una tarima, que por el cuadro total que en la actualidad está en la ciudad alemana de Dresden.

Encargado por el Papa Julio II en el año 1512 para la iglesia de San Sisto en Piacenza (Plasencia), Italia, fue llevado a Dresde (Alemania) en el año 1754 al ser comprado por el Príncipe de Sajonia Augusto III, estuvo tras la II Guerra Mundial en Moscú y se volvió a entregar a la ciudad alemana donde es la pieza más especial del Palacio Zwinger. Es un cuadro extraño para la época, pues a modo de un teatro vemos a las figuras religiosas entre las nubes del cielo pero emanando desde la tierra, enmarcada por el telón verde del fondo.

Santa Bárbara, San Sixto, la Virgen y el Niño Jesús forman los elementos principales del cuadro, donde en las últimas décadas los ángeles de la zona inferior se han apoderado de todo protagonismo de la obra. Este cuadro se cree que fue encargado para decorar la capilla en donde se iba a enterrar el Papa Julio II, para indicar a los presentes que todas estas figuras estaban en el sepelio del Papa, asistiendo al momento y ayudando al Papa al tránsito al Cielo. Se cree que el rostro de San Sixto en realidad es el retrato de Julio II. Como se dice que la amante del pintor Rafael, La Fornarina, sería la que dio rostro a la Virgen y una sobrina del Papa Julio II quien cedió su rostro para Santa Bárbara. El nombre de Sixto viene de “seis, sexto” y en el cuadro aparecen seis personajes, que parecen mirar hacia los espectadores en abstracto, a nadie en concreto, excepto San Sixto que mira directamente a los ojos de la Virgen.

Goethe, impresionado por el cuadro, escribió sobre Rafael lo siguiente: “Él creaba siempre lo que otros soñaban crear”. Sabido es que León Tolstoi y Fiódor Dostoievski tenían reproducciones del cuadro en sus despachos. El pintor y arquitecto italiano Carlo Maratti (Maratta) dijo: “Si me mostraran el cuadro de Rafael y nada supiera de él mismo, y me dijeran que es la creación de un ángel, lo hubiese creído”.

16.9.16

Emil Pierre Joseph de Cauwer y la Nueva Sinagoga de Berlín

El artista belga Emil Pierre Joseph de Cauwer pintó en el año 1865, un año antes de la inauguración, la Sinagoga de Berlín muy detallada y completa de la atmósfera social y callejera, la Nueva Sinagoga en todo su esplendor oriental pintada al óleo sobre lienzo. La propiedad original es del Museo Märkisches, aunque ahora se exhibe en Knoblauchhaus en Nikolaiviertel, un pequeño museo gratuito que refleja la vida de Berlín de finales del siglo XIX y principios del XX, en uno de los pocos edificios que quedaron en pie tras los bombardeos sobre Berlín en la II Guerra Mundial.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...