4.5.09

Rotoarte o el arte en la calle

Fue algo, no sabemos qué, y ahora sigue siendo algo, tampoco sabemos qué.
Igual ahora es incluso más hermoso a la vista que antes.

¿Quien dijo que no se puede ver ARTE en un montón de chatarra?

La sensibilidad no se vende y claro, no se puede comprar, ni es obligatoria, ni es necesaria.
Eso le da un valor tremendo. La puedes tener o no y no suceder nada por ello.

Las cosas que no tienen precio son las que más valen. Creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario