9.7.09

Primeros pasos en la pintura abstracta o de vanguardia

Si queremos crear una línea nueva de pintura, un nuevo estilo o concepto en tu obra, si tenemos ideas que nos golpean y no sabemos bien cómo plasmarlas, si nos encanta experimentar y adentrarnos en nuevas expresiones artísticas, vamos a dar algunos pequeños consejos.

En la pintura abstracta el acrílico es más rápido, más fácil incluso (ojo, que el acrílico tiene sus propias reglas) y más puro de color si no hacemos mezclas.
Debemos madurar la idea, plasmarla en papel a modo de boceto, darle un par de vueltas para cambiar algunas cosas, incluso según cómo decidas crear, te puedes ayudar del ordenador para recrear la idea y ver si funcionan los colores.
Cuando la idea está más clara, compra unas tablas de conglomerado de un tamaño pequeño, aproximado al 30x40. Te aconsejo que hagas 3 pruebas diferentes, sobre 3 soportes, para luego poder ver hasta donde da de sí lo que estás creando. Son pruebas rápidas pero finalizadas, cuidadas como si fueran las definitavas, pues nos deben entregar una idea acabada.

Y como ya he apuntado antes, explora y crea 3 cuadros con variaciones para luego analizarlos y ver por donde crees que puede ir mejor tu nueva idea.
Déjalos un par de semanas reposar en un cajón, hasta casi olvidarlos, para volverlos a ver con otros ojos, para poder discernir si realmente tienen algo de fuerza, si es eso lo que realmente querías hacer.
Y a partir de aquí, decide, elige, modifica y crea al tamaño final la obra o incluso el nuevo camino de creación.

Y recuerda que en la abstracción son las formas y colores los que enseñan, nada debe ser real, no deben existir figuras con perspectiva, con sombras, con realidad natural. Tú creas algo nuevo, algo que no existe hasta ese momento.

1 comentario:

  1. GRACIAS POR ESTA INFORMACION ES DE MUCHA AYUDA PARA MI SALUDOS TERE V.MARIA PCIA DE CÓRDOBA

    ResponderEliminar