4.7.11

Hasta una gaviota es más que yo


Aquella mañana me imaginé que era yo el único que te estaba mirando; amanecer extraño.


Pero enseguida observé a unas de gaviotas que miraban desafiantes por osar ocupar su espacio. Me fui preocupado de lo pequeño que era.

No hay comentarios:

Publicar un comentario