31.7.11

Me encontré con un sueño que no me pertenecía


Ordenaba mi cabeza cuando me encontré con un sueño que no era mío.

¿Qué hago?, me pregunté.

Tuve miedo de que se notara el robo, pero me lo guardé por si me lo reclamaban alguna vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario