15.7.11

¡Quítate la ropa!. Obra del artista norcoreano Song Byeok

No es una pintura que copia la icónica escena de la actriz Marilyn Monroe sobre la rejilla del metro de NY. En ella se puede ver el rostro del “Líder” norcoreano Kim Jong Il, con sus características gafas de sol y mueca sonriente. Unos pececillos dorados nadan alrededor de sus pies. Es una obra crítica contra el régimen de Kim Jong II del artista Song Byeok.

La irónica obra, titulada ‘¡Quítate la ropa!’, se mostró por primera vez en Seúl a principios de 2011 como parte de la exposición ‘Forever Freedom’, la primera exposición del artista norcoreano Song Byeok, que huyó a Corea del Sur en 2002.

Antes de abandonar su país, Song había dado sus primeros pasos artísticos pintando obras de propaganda para el régimen de Kim Jong II, produciendo retratos sonrientes del padre fundador Kim I Sung e imágenes en technicolor de trabajadores y campesinos. Desde su llegada a Corea del Sur, sin embargo, utiliza sus obras para criticar el régimen represivo del Norte y a su líder.

“Mi mensaje a Kim Jong II es que deje de pensar y hablar de la guerra, que busque bondad en su corazón y que de libertad a su gente”, aseguraba Song en una reciente entrevista, mostrando otra pintura en la que retrata a un repeinado Kim brindando con una copa de vino tinto. El artista asegura que comenzó a pintar como diversión, pero que su talento fue detectado rápidamente y le reclutaron para trabajar para el régimen comunista.

A menudo irónico y con una técnica similar al cómic, los trabajos de Song reflejan su propio desencanto paulatino con el régimen de Kim Jong II. Al igual que muchos desertores, comenzó a cuestionarse la situación a mediados de la década de 1990, cuando el colapso del sistema de distribución de alimentos del país produjo una hambruna devastadora. Ese es el sentimiento que Song intenta transmitir a través de su arte, inyectando el absurdo al realismo socialista del Norte, y señalando así las mentiras y contradicciones del régimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario