28.7.11

Vuelve la Edad de los Metales, para llenar nuestras plazas

Hay que reencontrarse con los metales: con la dureza pero con la calidez, con el brillo y su oscuridad, con su valor y maleabilidad. Ser metal es sujetar el tiempo y casi convertirte en eterno. 

Es ser flexible y duro a la vez, suave pero contundente, blando y suave al tacto pero rompedor si chocas contra algo rígido y crudo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario