15.8.11

Buena película "El origen del planeta de los simios", con un trabajo digital expléndido


Para muchos "El origen del planeta de los simios" está siendo la película del verano, o inclusive del año. Por lo que creo que merece una pequeña entrada con mi parecer.
Fue hace meses cuando en plan "teaser",  promocional, podíamos ver a Cesar, sin saber aun quien era, moviendo los ojos a uno y otro lado. Cuando nos anunciaron que ese mono tan bien hecho, iba a ser el Cesar de la nueva recreación de la película "El origen del planeta de los simios", algunos pensamos y dijimos que sería un fiasco.
No nos entiendan mal. Veníamos de un remake de Tim Burton que fue, para muchos, una soberana mala película y claro, parecía aproximarse otra pero de proporciones aun mayores.
Obviamente, el hecho de no esperar nada y encontrarnos con una película más que correcta, incrementa el valor que se le pueda dar.
El adjetivo que mejor se le puede dar es de correcta en su plano argumental y soberbia en la recreación por ordenador.
El director, que no quiso emplear monos de verdad para no verlos sometidos a actos que no le parecían corectos —lo cual habría sido totalmente irónico y seguramente criticable—, tampoco quiso emplear actores disfrazados como en las antiguas películas (efecto que tampoco queda del todo mal).
El ordenador es hoy en día, el elemento comodín; sirve para todo y puedes conseguir todo; y "El origen del planeta de los simios" lo consiguen.
James Franco, el protagoista humano está bien, dejando claro que el auténtico protagonista es Cesar y él es casi tan extra como su padre (también muy bien interpretado por cierto).
En cuanto a la historia, bien, se cargan completamente toda la forma de la antigua, pero dejan el fondo, que es lo importante. Al querer hacer un "reboot" completamente nuevo (llevamos años de reboot tras reboot, incluso reboot de reboot), han querido empezar por la que fuera la tercera película de un modo original, y sin referencias a la ya olvidada de nuestro amigo Tim, que no salió muy bien esquilado.

Espoiler:

Me alegró mucho que permaneciera —así como en la antigua—, la escena del ¡NO!, un grito humano realizados por los simios. Esa escena donde la rebeldía se hace patente a través de la palabra que mejor la expresa. Aunque si bien en las antiguas, creo recordar que Cesar hablaba tan normal, aquí le han dado una curva de aprendizaje algo más lenta.
No lo dejan muy claro pero para otras futuras películas (ya confirmadas) parece ser que el antiguo dilema de convivencia-violencia será entre Cesar y el jefe antiguo del redil que me van a perdonar no acordarme del nombre. El tema del virus está bien llevado, de forma sutil y de forma abrupta al final, bajo unos títulos en los que la mitad del cine ya se estaba yendo.
Por otro lado, ¿os acordáis de cuando llega el rubito humano con sus amigos a las jaulas que nos enseñan a una mona? Pues teóricamente, esta simio iba a hacer buenas migas con nuestro querido amigo Cesar, pero al final decidieron no incluirlo en el metraje. Supongo que la dejarán para las siguientes.

Fin del Espoiler.

En definitiva. Es una muy buena película, que no se hace larga en ningún momento, con un tramo final de aupa, y con ganas (aunque no tremendas) de esperar a la siguiente película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario