14.8.11

El arte del dolor en el siglo XXI


Destilan hambre y dolor, pena y penurias, injusticia y vacío. Son una imagen para de vergüenza ante una pared acribillada a balazos, una muestra de lo que somos capaces de permitir mientras miramos al suelo.


Acoge a su hijo como único elemento de valor vital, sin niño moriría de nada. El inmenso calor le obliga a taparse con varios vestidos sin hilos, con telas superpuestas para tapar sus necesidades. Es el siglo XXI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario