12.10.11

Gráfika. 30 artistas de la España joven; en el Intituto Cervantes de Madrid

En el Instituto Cervantes de Madrid, en la calle Alcalá y dentro del edificio del antiguo Banco Central se puede ver un grafiti en el suelo o una fuente con forma de mano erigida sobre la 'M' de McDonalds, que sangra, además, por una pequeña herida. 

Son sólo unas pequeñas muestras de 'Gráfika. 30 artistas de la España joven', la nueva exposición que alberga el Instituto Cervantes hasta el 15 de enero del 2012. Se han reunido casi 100 obras de arte urbano, "un arte que era marginal y por fin está aceptado", afirma Carmen Caffarel.


Participan artistas como El Niño de las pinturas, uno de los grafiteros de renombre en España, o se exponen dibujos más clásicos como los de SAN (Daniel Muñoz). Entre sus obras hay collages, escultura, tablas de skate pintadas e incluso vídeos. "Somos menos puros y más todoterreno", define Fernando Elvira (uno de los participantes). Mario Martín, comisario de la exposición, dice de ellos que "devuelven el arte de otra manera. Son un 'virus' que estamos orgullosos de introducir".

Aunque Gráfika se ha celebrado en más ciudades, como Burdeos, las obras que se presentan en Madrid están concebidas sólo para la capital. Se podrán descubrir conceptos como el 'postgrafiti' de Sixeart, ver a El Tono completar una de sus obras con la colaboración de los transeúntes de la calle o versiones de obras emblemáticas como el 'Guernica love song' de Sergio Mora, en el que ha querido trasladar "un icono de arte bélico a una imagen de paz, con perros y gatos conviviendo, en esta época que todo parece ser tan radical". Pero de una forma u otra, el arte sigue siendo arte y, como cuenta Mario Martín, estos autores hablan de "los poblemas globales que nos preocupan a todos". Hay una fotografía de SpY en la que se ve la palabra 'amor' dibujada en una pared en letras enormes. La dibujó en México, precisamente por ser un país donde predomina la violencia. O la escultura 'Equilibrio cósmico', de Sergio Mora, tres figuras (un corazón, un cerebro y un pene) cogidas de la mano que, según el autor, son "los puntos que rigen nuestras decisiones y no suelen estar de acuerdo". Lo más innovador es presentar estas obras a través de un canal artístico que no las había albergado nunca antes: una galería expositiva. Es el contraste de ver mensajes pintados con spray o grafitis de autores que han tenido problemas con la policía en una fundación como el Instituto Cervantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario