20.12.11

El papel de los museos debe cambiar. El Reina Sofía, un museo "viejo"

En alguna ocasión lo he apuntado, insisto en ello, los museos, sobre todo los importantes, no pueden ser meros contenedores de obras, sino también o sobre todo lugares vivos, rompedores, y a su vez pedagógicos.

Y me refiero sobre todo por mis numerosas visitas al Museo Reina Sofía de Madrid. Su orden no me gusta, no es fácil dejarse llevar sin que parezca un barullo sin orden, entre fondos fijos, fondos movibles según épocas y exposiciones temporales. Pero sobre todo no entiendo de recibo que exposiciones puntuales a veces tengamos dudas sobre su elección y sobre todo no estén acompañadas de más información sobre sus formas, lo que representaron, como evolucionaron, incluso sobre el contexto histórico y cultural sobre los que se edificaron.

Lo sé, mucha gente no lee los carteles informativos, pero hay más fórmulas, como pequeños catálogos en papel pero sobre todo más información en internet para que el visitante puede completar su visita desde casa, rellenando huecos, ampliando lo vista. O incluso llegando ya con unos conocimientos básicos, suficientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario