18.1.14

Wangechi Mutu nos enseña a dudar por los miedos

-->
Montaje de la artista de Kenia y que trabaja en Brooklyn (New York), Wangechi Mutu, con el título: “Érase una vez, dijo, y no tengo miedo. Sus enemigos comenzaron a temer por su fin” del año 2013;

Cortesía del Museo de Brooklyn

"En cierto sentido  el fracaso es algo que me está persiguiendo  Estoy corriendo delante de él, pero siento que está al lado mío. Me ayuda a proyectarme hacia adelante. También me ayuda a mirar hacia atrás pero tal vez demasiado. Al mismo tiempo, mi trabajo me ha hecho más grande y me ha obligado más de lo que pensé que lo haría, aunque también cometo errores en el camino.

Yo he estado haciendo collages durante años, pero algo me sucedió en el proceso de elaboración de una nueva obra y que me pareció iba a arruinar aquella pieza. A veces un flujo de más de tinta o un exceso de pulverización de una sección, básicamente, hacer algo que no quería hacer, que me obligaba a buscar una nueva trayectoria, una nueva solución. Todo eso te obliga a reflexionar.

Realmente creo que el miedo incrustado en una obra en un error para la próxima idea, que es para mí una metáfora de la vida y de la muerte. Pero esa sensación que mata una obra de Arte concederá vida a otro cuerpo de trabajo.

Y cuanto más tiempo se vive, más cerca se llega a estar cerca de morir; y cuanto más se tiene que mantener la creación de nuevas ideas hay nuevas razones para estar aquí, para ser útil, para ser importante, para sentirnos vivos " . Wangechi Mutu

No hay comentarios:

Publicar un comentario