21.2.14

El juicio final con Dios llevando una hoz en la mano


Este cuadro de Jean Cousin “el Joven” (o de su escuela pues hay algunas dudas) se conserva en el Museo del Louvre. Es un “El juicio final” que representa una versión francesa del famoso cuadro de Miguel Ángel.  Se pintó en el año 1585 y tiene un tamaño de 145 x 142 centímetros y resulta curioso por representar a Dios o a Jesucristo en nombre de Dios con una hoz en la mano en actitud justiciera. La idea es la de segar las hierbas malas, cortar de raíz todo lo que es dañino y recoger la mes válida para llevarla al cielo.


Es casi imposible comprender las obras artísticas sin analizar el momento de su creación o al autor de la misma. Todo influye en el resultado final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario