18.4.14

El coronel Aureliano Buendía se nos ha ido de Macondo, vete a saber a donde

Esta espléndida imagen de un Gabriel García Márquez mirando la luz del infinito, recogida o interpretada por el fotógrafo Daniel Mordzinski, nos enseña la búsqueda constante de Gabo hacia la libertad, buscando el respeto en la luz de la vida y la muerte, usando palabra preciosas con miradas, gestos, sensaciones.

“El coronel Aureliano Buendía permaneció de pie, pensativo, hasta que se cerró la puerta. Entonces volvió a acostarse con los brazos abiertos. Desde el principio de la adolescencia, cuando empezó a ser consciente de sus presagios, pensó que la muerte había de anunciarse con una señal definida, inequívoca, irrevocable, pero le faltaban pocas horas para morir, y la señal no llegaba.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario