8.4.14

Las pieles de una pared rota y apenada

Las pieles de la pared son como las de nuestro cuerpo humano, están a capas dejando ver por debajo las anteriores vidas, las viejas penas, las heridas curadas, los polvos olvidados de viejas rencillas. Las pieles de la pared nos indicaban que antes de nosotros otros vinieron a pintarnos de colores la convivencia, aunque ahora todo nos parezca viejo y muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario