13.10.14

Balcones defensivos contra los enemigos en arquitectura artística

También la arquitectura es un arte complejo que aguanta muy bien el tiempo. Este torreón de Doña Urraca en Covarrubias, con más de 1.000 años sobre sus paredes, es un ejemplo militar de arquitectura donde no todo lo que vemos es lo que parece. Realizado como auténtica fortaleza que sirviera para poder defender una posición estratégica, contaba con los grosores y la potencia de defensa como para albergar dentro a las familias de los nobles de la zona, si quedaba sitiada la zona. Incluido un pasadizo secreto que sirviera para huir o para traer comida y bebida desde otras casas de la zona.

Pero si nos fijamos en el detalle de lo que parecen balcones, veremos que en realidad eran defensas tapadas para no recibir desde fuera disparos pero en cambio poder desde ellas repelar a quien intentara trepar por sus paredes. Fernán González que fue quien lo mandó erigir, lo diseñó pensando en la defensa activa, sobre los cimientos de otro torreón romano que existía en el mismo lugar estratégico. Se considera la primera defensa militar de Castilla al ser construido el mismo año que se funda Castilla, el 942.

No hay comentarios:

Publicar un comentario