8.11.14

Adoremos los magentas y tostados, mientras nos invade el otoño depresivo

En otoño los colores se vuelven ocres para dejar salida a las pensas. Por eso en otoño las depresiones parecen atacar más, cuando simplemente es que luchan por salir, por dejar espacio para la primavera.
Para que los colores de la primavera vuelvan a inundar nuestros pensamientos, antes, siempre, hay que agotar los ciclos, los otoños y los recogimientos del invierno. Mientras tanto, adoremos a los magenta y a los tostados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario