12.11.14

Hay que aprovechar la mínima energía para hacer más con ella

Estos días nos llueve para secar más todavía las hojas del otoño. Es como darles vida falsa a las que ya han perdido el contacto con el tronco del árbol. Muchos de nosotros no somos ya capaces de disfrutar del agua de la vida sin tener presente que las experiencias acumuladas en la mochila, nos impiden beber toda la energía que se nos trasmite. Así que hay que aprovechar la menor energía para hacer más con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario