8.11.14

Una luz coqueta para dividir espacios desde la oscuridad


Era una simple manera de iluminar el salón del comedor. Pero resultaba un embeleso que te atrapaba en el ambiente escasamente iluminado que iba ganando luz según pasaban los platos. Aquel restaurante no era africano aunque lo parecieran las paredes. Era simplemente joven y moderno. Pero la forma de obligarte a encerrarnos en nuestra mesa, junto a las velas que rodeaban tus viandas, eran un detalle que ayudaba a crear ambientes cerrados dentro de un espacio pequeño, donde era complicado hacer divisiones. Atrapé este detalle de una lámpara pues me resultó coqueto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario