31.12.14

Junto a la cárcel del pueblo estaba el chorrito

No encajaban los elementos: el nombre, el número, la ventana, los barrotes, la sensación de abandono, de antiguedad, de curioso lugar llamado a ser llamado.

Lo curioso es que estaba pegado al edificio de la cárcel del pueblo, hoy abandonada o vacío, que depende del momento y el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario