27.7.14

Cómo hacer Gyotaku y qué son los Gyotaku. Arte Oriental

El Gyotaku es una manera de crear arte oriental, que nace en Japón en el siglo XIX y  que se ha ido trasformando desde una actividad que hacían los pescadores al llegar a puerto para publicitar sus capturas, hasta convertirse en una forma de creación artística con muchas posibilidades y muy apreciado también en el mundo occidental. Hoy se recuerda al Gyotaku como la forma de captar el alma de los peces para conservarlos en el recuerdo.

En esencia es una impresión sobre papel de arroz de la figura de un pescado realizada con tinta china bien negra o de colores, a la que se le retocan los ojos y algunas partes para darle más realismo. Así de sencillo, más cundo veamos la técnica y sus posibilidades.

26.7.14

¿Qué es el arte contemporáneo o el arte moderno?

-->
Los que disfrutamos del arte, incluido el arte contemporáneo o el arte moderno, sabemos que a veces nos la están metiendo por los ojos sin valor suficiente. Lo cierto es que nosotros no compramos y por ello no nos debemos sentir muy engañados. Por que sobre todo lo que no guarda relación muchas veces es la obra con su precio de venta.

Si entendemos que una obra de cualquier tipo debe tener un precio con arreglo a lo que cuesta hacerla, o a lo que cuesta pensarse, o a lo que ha costado saber hacerla, efectivamente el arte moderno o contemporáneo a veces nos engaña. Si tenemos en cuenta factores tan curiosos como la posible revalorización, el factor inversión, el agrado de poseer, el de tener algo de autores muy bien tratados por críticos; entonces los valores y los precios cambian totalmente.

25.7.14

Todos somos como quieren otros que seamos. Ellos nos ven

-->
Deconstruir un edificio es mirarlo desde otro punto y ver como se convierte en otro sueño. Es pensar que puede ser tantas cosas como uno imagine que puede ser. Depende de cómo lo miremos, del punto de vista que le añadamos al edificio. Nada es una sola cosa, todos somos múltiples objetos de mirada que nos transformamos según quien nos observe. Tú no eres como crees, ni eres como quieres. En realidad eres como quieren los otros que sean, pues son los que te ven.

19.7.14

Eran como pequeños zombis que se alejaban de un lado a otro

La sombra del sol tenía forma de toldos de colores, pero en cambio sobre el suelo solo mostraba gris azulado sobre las baldosas sucias de la tarde calurosa. Las personas caminaban negras ajenas al calor, pues se les había metido dentro del cogote. Eran como pequeños zombis que se alejaban de un lado a otro. Nunca llegaban, solo pululaban para hacer bulto.

18.7.14

Dibujo menor de Goya en Zaragoza

Este dibujo en aguada con tinta sepia es de Francisco de Goya y Lucientes, realizado en la mitad del siglo XVIII. Está en la exposición que Ibercaja tiene en su sede sobre “La Real Sociedad Económica de Amigos del País”, en el Patio de la Infanta que simula ser un sala de la Academia de Arte que la propia Real Sociedad había montado para crecer el conocimiento de los aragoneses. Se puede ver la exposición con más obras de Goya hasta finales de diciembre de este año.

Es un boceto representando a una figura masculina con turbante. Un trabajo artístico menor pero de Francisco de Goya, que pertenece a la colección de la Real Academia de Noble y Bellas Artes de San Luis en Zaragoza.

Escondidos entre máscaras para hablar de la verdad

-->
Gilbert y George (izquierda) se sientan enfrente del cartel de "Luces de la ciudad", que contará con la Gilbert and George: Scapegoating Pictures en la exposición de London en el White Cube Gallery in Bermondsey. Una exposición provocadora de fotomontajes que intenta ofender y molestar a los que se atreven a contemplarla. Una imagen del Londres llenos de contradicciones con arte que parece callejero pero que simplemente es amor hacia su ciudad.

“El hombre no es él mismo cuando habla en su propia persona. Denle una máscara y te dirá la verdad” Oscar Wilde (1891)

16.7.14

Jim Lambie y su forma de mostrar formas y colores, cuadros en relieve

-->
Escultura, pintura, montajes, música, fotografía. Todo sirve para crear Arte y así lo entiende el escocés Jim Lambie que mezcla el Arte Pop con algunas variables que lo convierten en menos estático, con un movimiento que le otorga sobre todo la mezcla en relieve de pintura y escultura, de collages o el uso de elementos diversos que ayudan a dar sonido incluso a sus obras. Son como esculturas de cuadros, siempre con colores vivos que atrapan la mirada del espectador.

15.7.14

Bosques tubulares de acero en el centro de Zaragoza, por Ángel Orensanz

Esta escultura es del artista aragonés de Ángel Orensanz y se titula “Illinois”. Se realizó en acero en el año 1979 para el exterior del edificio central de Ibercaja en Zaragoza

Sus grandes tubos de acero representan el recuerdo de unos arbustos que el autor Ángel Orensanz vio en la ciudad de Illinois, creando mediante tubos metálicos y espacios abiertos con estructuras fundidas entre ellos, un esqueleto abstracto que simula además de una valla artística que separa la entrada al garaje del gran dificio, el marco sobre el que se asienta una de las visiones más hermosas del gran edificio de Ibercaja.

Este tipo de obras se les conoce como bosques tubulares, simulando trampantojos naturales en plena ciudad de ladrillo, cristal y cemento.

14.7.14

Técnica de encausto, para este cuadro de Manuel Bayeu

Fray Manuel Bayeu y Subías, hermano de Francisco y Ramón fue pintor también como ellos, aunque tal vez no tan conocido como Francisco ni tiene una cantidad de obra tan reconocida, al ser un artista que como fraile pasó casi toda su vida en una vida monacal repartida entre diversos monasterios, lo que ha imposibilitado que parte de su obra se haya conocido, pues entró a la edad de 20 años como fraile cartujo. La mayoría de su obra conservada se encuentra entre el Alto Aragón y Cataluña.

Sobre todo estuvo bastantes años de cartujo en el Monasterio de Nuestra Señora de Las Fuentes en Sariñena. Tiempo en el que dejó una notable cantidad de obras en diversas iglesias y santuarios aragoneses, siendo una de las más notables la que mostramos aquí, titulada: “Alegoría de las Bellas Artes exaltando a la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País” dado que dicha sociedad aragonesa entre sus muchas funciones por Aragón estaba la de cuidar y enseñar el Arte entre los jóvenes de su propia sociedad aragonesa. Se cree que también colaboró con su hermano Francisco en las pinturas de El Pilar de Zaragoza.

10.7.14

Street Art. Estamos condenados a las fuerzas centrípetas que se nos llevan

El artista callejero —“palabro” donde los haya— Escif, hizo este mural en la Escuela de Arte de Melilla reflejando le decadencia de las sociedades, dando vueltas y aturdidas en busca de su crecimiento o de su salida, pero que al final terminan cayendo en el fondo de las miserias, sin darse cuenta que la única manera de ser diferente es escapando o cayendo, condenados a las fuerzas centrípetas que se nos van llevando poco a poco al fondo.

Velázquez pintando mesas de almuerzo con tres figuras

Velázquez hizo dos obras muy parecidas en su contenido y con títulos similares. “Tres hombres a la mesa o El Almuerzo” que está en el Museo del Hermitage de San Petersburgo y en cuadro titulado “Almuerzo de campesinos” que se conserva en el Museo de Budapest. Ambos pues fuera de España y casi seguro que por ello, no muy conocidos.

En ambos vemos a tres personas que representan las res edades de las personas, joven, maduro y anciano, sobre fondos oscuros y sentados en una mesa mientras comen y beben.

El segundo cuadro nombrado no parece tener confirmada totalmente la autoría de Velázquez y cuenta con la variable de que el personaje joven es una chica y no un joven. A su favor el que sin duda es de la misma escuela del maravilloso pintor español, pues repite cabezas de personajes que también pinta en otros cuadros.

9.7.14

Intentemos convertir un simple “algo” en un “todo”. Eso es el arte

En la entrada anterior hemos mostrado una pequeña animación, pero no en video o en dibujo animado sino en fotografía. Una sucesión de obras del artista sudafricano Robin Rhode en donde “pasan cosas”. Es una historia que impacta, que trasmite a costa de 20 fotografías. Como si fuera un cortometraje.

La capacidad que tiene el arte para diseñar nuevas formas de expresión son múltiples. La mezcla entre disciplinas también es notable para dotar de vida distinta a cada una de ellas. En este caso la fotografía ha servido para crear unas viñetas en forma de dibujos animados, de pequeña película en movimiento.

Lo importante siempre, es lo que se cuenta, es la historia, el personaje, el punto de vista, el drama, el final. Incluso el vacío, la forma, la pregunta, el saber atrapar la mirada, el retener la novedad, el escándalo, la rotura antes que la ruptura. La rotura puede ser la apertura de algo para encontrar el interior. La ruptura puede ser el abandono, la disolución. En una rotura suelen salir trozos nuevos. Tras una ruptura —a veces— ya no queda nada.

Debemos (o no) imaginar el arte como una sucesión de obras literarias que cuentan cosas, bien sobre una superficie o un espacio, pero que en gran medida juegan con reglas muy similares en todos los casos. Podemos empelar distintos caminos, diferentes herramientas, pero al final quien manda siempre es el espectador, y entre él y el que crea, siempre hay un contenido , un cuento, una palabras escritas o no, una transmisión de “algo”.

Convertir a un simple “algo” en un “todo” es el arte. Y entra ambos están los creadores y los espectadores. Nada más. O nada menos.

Robin Rhode muestra una animación titulada "Superficie de ladrillo".

-->
Conjunto de la animación "Superficie de ladrillo". Abajo una de las obras
Es joven artista sudafricano Robin Rhode emplea muchas técnicas artísticas para motivar al espectador, desde el dibujo o la animación a la perfomance o la fotografía. En este caso nos deja un mosaico, un conjunto de 20 fotografías que él llama “Superficie de ladrillo” a modo de trabajo mural que se va modificando y creciendo para contar una historia completa.

Tan importante es la primera secuencia como la final, sin ser esta el resultado definitivo sino el punto en donde Robin Rhode ha decidido dejar de contarnos una ilusión personal, un sueño, una humorada, una historia. Una autentica animación fotográfica, un pequeño libro de artista de este creador sudafricano.

Bichos que peligrosamente parecían de plástico

Parecían de plástico. Eran reales lo que servía para temerles más todavía. Pero parecían de plástico. Las flores ya estaban algo ajadas del calor del verano, pero los bichos eran nuevos, casi jóvenes pues la edad de los bichos es muy incierta. Creo que pensé en acercarme algo más pero deseché la idea al verlos a través del objetivo. Si llegan a levantar la vista, me hubiera convertido en otra estatua de sal.

2.7.14

Todos somos identicos al principio y al final

Dime si no es maravilloso ver tanta gente perfectamente diseñada y agrupada para agradar la vista de quien pasa por este muro. Son gentes que no sabemos qué hacen allí, pero su orden es perfecto, sus sombras acompañantes necesarias, sus siluetas todas iguales la mejor manera de saber que en realidad todos somos identicos al principio y al final. El autor no sabemos qué quiso decirnos, pero en cambio si somos capaces de inventarnos una mirada personal, decidir qué nos quiso decir. Somos libres para interpretar el ARTe como nos de la real gana. O la republicana.

Todos somos identicos al principio y al final

Dime si no es maravilloso ver tanta gente perfectamente diseñada y agrupada para agradar la vista de quien pasa por este muro. Son gentes que no sabemos qué hacen allí, pero su orden es perfecto, sus sombras acompañantes necesarias, sus siluetas todas iguales la mejor manera de saber que en realidad todos somos identicos al principio y al final. El autor no sabemos qué quiso decirnos, pero en cambio si somos capaces de inventarnos una mirada personal, decidir qué nos quiso decir. Somos libres para interpretar el ARTe como nos de la real gana. O la republicana.

1.7.14

El perfil de una flor morada intentando tocar la trompeta

Cuando una flor se pone de perfil es que no te quiere entregar su mirada, es que intenta esconderse de quien la mira. Claro que si quien se pone a verla de perfil eres tú, es que elijes el punto de vista. Todos podemos elegir. En este caso intenté saber si la flor mordad era capaz de tocar la trompeta ella sola. Casi aseguraría que no, pero no voy bien del odio izqueirda. Ni del derecho.