3.1.15

Globos blancos en el bosque de invierno

Encontrar unos frutos blancos en el bosque —o unas flores, pues no lo sé—es una sorpresa para un novato natural como yo. Daba respeto tocarlos y más todavía cogerlos para nada. Eran como floren envueltas sobre sí mismas, como pequeños paquetitos de ilusión encerrada sobre ellos mismos. Eran un lujo encontrarlos temblando ante el aire. Me parecieron curiosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario