4.10.15

Preparativos para acoger el alma ya separada del cuerpo

En el siglo XIII a los grandes personajes se les hacía unos sarcófagos en piedra de un gran valor artístico pero sobre todo fotográfico de lo que en aquellos momentos pensaban y sentían los habitantes de aquella sociedad románica. En algún taller de Carrión de los Condes, posiblemente por el escultor Roy Martínez Bureba y de Bame hizo una serie de sepulturas para que dieran sobre todo poder a lo que ya por entonces era el Camino de Santiago al que había que llenar de Monasterios y por ello de cobertura religiosa a los peregrinos.

Se explicaba en ellos la vida del difunto, pero sobre todo la representación visual de lo que suponía haber vivido siempre en paz con su Dios. La acogida del alma en los cielos, y los preparativos y funerales que para ello se hacían, una vez muerto el cuerpo pero no el alma que era recogida por los Ángeles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario