28.3.16

Estos niños azules son muy buenos. Y manchan

El superrealismo es eso, realismo elevado, levantado de la lógica, surrealismo soñador que intenta buscar una sociedad diferente a costa de golpes de imágenes o de poemas o de lecturas. Estos niños no son reales, lo entiendo, no lo son pues no les dejaríamos que lo fueran.  Pero no dejarles pintar rayas es uno de los muchos crímenes que hacemos con ellos. Sería mucho más útil dejarles una pared, una gran superficie de pizarra o de papel o de madera sobre una pared, para que se atrevieran a mancharse las manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario