19.4.16

El blanco está de moda por su mucho color

Ya sé que se han dado cuenta hace mucho -que ustedes son muy listos porque se fijan en todo- pero el blanco está de moda. Y digo "pero" porque el blanco tiene sus ventajas, sin duda, pero también sus problemas que hay que lidiar y resolver. Con el blanco no se escribe, o casi. No se comunica. ¡Ja! Pero con el blanco ahora hay que escribir y comunicar y no vale hacerlo sobre negro y en negativo, que queda muy mal.

El blanco no es ausencia, eso ya está pasado de moda, out, el blanco es una forma de crear espacios, de dirigir la mirada, de potenciar el resto, de dividir una página o un espacio para jugar con la vista del lector. Y además de eso, trasmitirle un mensaje con palabras en blanco sobre fondo blanco. ¿Difícil o imposible?

Escribimos en negro (o en gris que es otra forma de escribir en "poco" negro) pero en realidad el blanco que hay entre las letras es superior al espacio que ocupa el negro. Por eso se juega ahora con letras de poco grosor, con tipografías finas, con grandes interlineados, con espaciado positivo entre las letras. Son formar de meter blanco entre el negro, de aumentar el blanco sobre el negro. 

El minimalismo no es lo mismo, es la esencia, es el mínimo sobre lo máximo. Puede ser el color o la contundencia pero rodeada de espacio. Y no me refería a eso. Ahora estaba hablando del blanco como color, con todo, como devorador de espacio. El blanco como el todo que se va apoderando de todo. El blanco como expresión y comunicación.

Estamos saturados de tonterías, así que aunque nos saturemos de blanco no está mal. Como mucho será otra tontería más. Pero lo malo del blanco es que hace mal a la vista. Por eso le tenemos que poner algo, para que la vista no se quede atrapada. Y ese algo tiene que ser neutro, para que el blanco no se tiña de color. Blanco que si acaso contenga algo sin color, para que no nos engañe. Creo que ya está esto terminado verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario