22.6.16

Aprendamos a encuadrar, para gozar de la selección

La mirada es lo que crea la belleza. O la fealdad. Si logramos modificar la forma de mirar, lograremos que todo sea más bello o más feo. Depende de nuestra capacidad para buscar sólo lo que nos llame la atención y adaptarla al disfrute en todo momento, mirando atentamente lo que se nos presenta a los ojos.

Debemos aprender a encuadrar con la mirada y seleccionar sólo aquello que nos guste en ese momento a nosotros. Si volvemos a pasar otra vez por el mismo sitio, es muy posible que sean otras cosas las que nos llamen la atención. Depende de nosotros, de nuestro momento, de la luz, del color, del ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario