24.6.16

Un pintor con luz, en vez de con pinceles y tubos de pintura

Chema Conesa es ante todo un retratista de momentos, más que de personas, aunque sean ellas su materia principal en las imágenes que nos presenta. Pero esas personas sin “su momento” no nos dirían nada, o sin duda mucho menos de que lo logra Chema Conesa con sus arte retratos.

Este de Umbral es un ejemplo. Umbral es visualmente sus gafas. Sin ellas Umbral no hubiera sido Umbral. Como lo era su voz, su particular forma de responder, su ácida escritura maravillosa. Pero estamos hablando de fotografía y de imágenes reales. Y este Umbral es perfectamente reconocibles por el trabajo de Chema Conesa. Un pintor con luz con un estilo único.

No hay comentarios:

Publicar un comentario