12.7.16

Aprendamos a poner gestos, y estaremos perdidos

Hablemos de gestos, de los reales y naturales y de los fingidos. ¿Hemos aprendido a gesticular de mentira? ¿nooo? ¿y cómo pensamos defendernos ante los que nos rodean? Aprender a poner caras es un clásico del teatro de la vida, para defenderse, si, pero sobre todo para atacar en el intento del engaño. Practica con los enemigos, con los que te acompañan en las peleas. Pero aprende, sobretodo fijándote en los demás. Todos saben poner caras. Incluso a veces culos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario