6.7.16

El teatro es engaño y mentira. Por eso debería enseñarse obligatoriamente

Enfrentarse al teatro como soldado actor es una experiencia muy interesante que debería ser obligatoria en los colegios. El arte de crear personajes y transmitirlos al público, tras creérselos uno mismo, es un ejercicio de transformación mental muy beneficioso para el que lo intenta, pues reporta seguridad. 

Es imposible transmitir una mentira, una ficción, si antes no te has creído tú mismo esa transformación. Si antes no te has convencido de que vas a mentir y los vas a convencer a todos de que es una verdad temporal. 

Aprender esto en los colegios es básico, para que todos los niños, una vez que sean adultos, estén en igualdad de condiciones que el resto de adultos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario