10.7.16

Es imposible. Pero sólo por tu culpa

Es imposible pero no quiero decir por qué. Porque en realidad tampoco es que sea imposible, lo es para tí si miras de pie. Pero si te tumbas en el suelo, ya no es imposible. No es imposible el edificio. Son imposibles tus formas de mirar. Es Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario