16.8.16

Conceptos sobre el Art Brut como Arte Sucio

El Arte Brut se ha asimilado durante muchos años al Arte de la Locura, al Arte de los enfermos mentales, cuando en realidad no es ni mucho menos sólo esto, y se integran también en el Art Brut el Arte Sucio, el Arte sin Academia, el Arte sin Formación artística, incluso el Arte Salvaje o el Arte Primitivo, pero realizado en estos tiempos contemporáneos.

Todas las personas tenemos dentro una cantidad de sensibilidad artística que varía mucho entre todos nosotros. Pero todos tenemos esa sensibilidad para observar y contemplar desde la crítica, y también para crear y disfrutar creando. 


Cualquier cosa puede ser Arte si queremos que sea Arte. Más todavía si lo sabemos envolver en un ambiente, en unos complementos, en un concepto donde se ponga en valor lo que dice o pretende decir, lo que parece ser o simplemente aquello que sabe provocar a quien lo contempla. Provocar es parte del Arte.

Perderle el respeto al Arte es también aprender a crearlo desde la nada y disfrutar de esta actividad. Pero perderle el respeto desde el concepto de perderle el miedo. No de no valorarlo. Respetar es además de prestar atención y valorar, traspasar los límites y adentrarse a nuevos espacios. Perder el respeto al Arte, es atreverse a contemplarlo, a creerlo, a valorarlo con independencia de lo que otros nos digan que representa.

Goya es muy válido, es un maravilloso artista español, pero sus espléndidas Pinturas Negras no tendrían ningún valor si las hubiera creado en este siglo XXI un alumno de una academia de dibujo o una persona actual con la mente diferente a la considerada normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario