21.8.16

Cubos a dos colores, para darles vida propia

Un poquito de color hace maravillas en los conjuntos de masas inertes. Separe unos cuadrados de su cuadro, deles vida con color y el conjunto parecerá otro, pues la vida se la da a la totalidad de la obra. Estará eligiendo qué quiere destacar y por qué. Esto es un espigón del puerto de Barcelona, y el juego entre el blanco del cemento y el color oxidado del hierro es perfecto. Las columnas de los lados simplemente están para enmarcar el conjunto, pero eso es efecto de la fotografía. 

La ventaja de la escultura es que a la hora de verla se puede elegir el encuadre, más todavía si la vas a fotografiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario