31.8.16

Gato con sillas, pero sin botas

Arte de calle, efímero, arte sencillo, de engaño. Un trampantojo de arte. Un guiño al humor, una actuación para hacer sonreír, para alumbrar la calle, para demostrar que con unos pinceles y un poco de pintura, para hacer una buena obra solo es necesario tener ideas, ganas de trabajar, atrevimiento. No es mucho. Es muchísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario