3.8.16

Sam Spratt crea rostros y a la vez los disuelve. Como la vida misma

Desde New York o desde Berlín, desde donde parece ser dejó esta ilustración en una calle de la capital de Alemania, Sam Spratt juega con los rostros, los modela y se los lleva a su terreno para prepararlos en motivar.Los hace hablar en silencio.

Se está construyendo el que vemos, pero a la vez se está disolviendo. No somos más que temporales, un periodo de tiempo muy escaso, el resto no somos nada. Creemos ser, pero sólo somos el vehículo en el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario