5.8.16

Todos somos surrealistas, hasta que nos educan en no serlo

El surrealismo es un sistema de crear que impregna toda la visión de la vida. El surrealismo es forma de andar, se siente, se vive, se juega. El surrealismo es precisamente para jugar con la vida, para impregnarse de todo y de nada, para perderle el respeto al miedo, la importancia a lo que no la tiene. Todo es relativo y todo es mezcla, y todo depende de la forma de mirar y de mirarnos. Somos la mezcla de muchas cosas, luego es lógico que sigamos jugando a la mezcla de mirar de muchas formas lo que es simple. La belleza sólo se puede mirar desde un punto de vista. Nos tiene que motivar, elevar, remover las tripas. Ojo, no esperéis milagros, sólo un poco.

Esta obra se titula Tubafante y es una creación del artista zaragozano Lalo Cruces. Acrílico sobre lienzo. Cuidado con este joven artista, que nos puede dar sorpresas. Y agradables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario