26.12.16

Chico de cafetería, sentado y mirando. Simplemente

Iba en busca de un Museo de Arte Contemporáneo y me encontré con este joven pegado dentro de un gran cuadro, en la cafetería del entorno.

Era una repostería cafetería de tostada con tomate o de bollería fina y yo me senté delante del joven sentado en el cuadro, pero no me solicitó desayuno. Tan sólo me miró en silencio.

Estaba bien pegado a la gran obra mural. El conjunto era muy distinto al detalle, impresionaba en un local sencillo y donde sólo destacaba la gran obra pictórica del fondo.

Bueno…, y la camarera…, joven y áspera, alegre y sonriente pero tersa y a la vez dura. Aunque se puede sonreír desde la rigidez. Es Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario