30.9.16

Flor. Negro. Flor Negro

El artista José María Sicilia creó esta obra en el año 1987 y que tituló “Flor Negro”. Es un título que nos lleva a la mirada del cuadro con una visión diferente. Sin el título es complicado entender la obra, con él también, pues tiene doble lectura.

Es una flor, sin duda, si nos atenemos en nuestra mirada al título. Pero la flor, la textura natural de la flor es lo blanco. Lo negro, aquello que nos atrapa la primera mirada es simplemente eso, “negro”. El hueco de una apertura o algo similar.

28.9.16

Vernos al revés es volvernos a descubrir

Vernos al revés nos cambia, nos muestras rincones que no habíamos observado nunca. Vernos en un espejo es en realidad vernos al revés de como nos ven todos. Pero nosotros eso no lo creemos así. Nos vemos sin distorsionar, pues nos vemos enfrente.

Dibujo de cazadores, arte en viñetas

Jesús Zulet nos ha entregado esta mirada del espíritu cazador del ser humano, sea antes o sea siempre. Pero nos sirve ahora como ejemplo para fijaros en las muy diferentes formas de trabajar el arte, en esta caso dibujando, viñetando las ideas con un tipo de dibujo casi humorístico, con el que se pueden plantear asuntos muy serios. Crear arte, plasmar en un lienzo o papel las ideas que nos salgan desde dentro, tienen muchos caminos, muchas posibilidades diferentes.

27.9.16

Arte cristiano africano, en una catedral de Alemania

Al Arte Africano es un gran desconocido para muchos museos, incluso para Salas de Exposiciones, que se creen que todo es igual, artesanía repetitiva, sin analizar si dentro se esconden nuevas formas o procesos, ideas interesantes o formas de trabajar el arte que nos pueden resultar a nosotros similares. Es posible que en la cultura africana piensen lo mismo de todas nuestras obras religiosas de Cristos agonizando en la cruz.

Esta obra está en una catedral católica alemana. Sobre un tronco de árbol han realizado una escultura por vaciado, representando un nacimiento. Trabajo que parece simple, pero que goza de algunos elementos interesantes, como la forma de sujetar la cuña de Jesús realizado en un lienzo sobre el que las formas del tronco mandan sobre los deseos de crear formas propias. Los ángeles superiores o las vestimentas de la Virgen, junto a la barba y el pelo de San José son otros elementos a tener en cuenta en un trabajo complicado, sin olvidarnos de la mirada de los dos personajes principales hacia la figura de Jesús. Esto en un lienzo es muy sencillo de lograr, en una escultura sobre un material que no admite (casi) rectificaciones es muy complejo.

26.9.16

Cuadro que nos muestra Alemania, antes de las guerras

Alemania quedó destruida tras las dos Guerras Mundiales. En la II Guerra Mundial, sus grandes ciudades, las mayores de 100.000 habitantes, fueron bombardeadas hasta destruirlas totalmente. ¿Pero cómo eran estas ciudades? Muchas de ellas se han reconstruido pues se salvaron los planos de ellas, de sus calles, de sus viviendas. No de sus decoraciones de vecindario. Este cuadro, anónimo para mi, nos muestra una calle alemana hasta finales del siglo XIX.

Una escultura de un soñador alemán, muy detallado

Daría igual a qué Gran Señor se le ha dedicado esta tumba, a un tal Julio. No lo conocemos, no es español, pero debió ser un guerrero que leía mucho por sus añadidos. Armas y libros. Pero estamos en un blog de arte y deberíamos fijarnos en la finura del trabajo de la escultura barroca. En los detalles de la ropa, en su posición mirando al cielo como soñando con lo que leía. Si estuviéramos en España podríamos pensar en Don Quijote. Pero no lo es. Aunque sea un soñador.

No era magia, era ilusión nuestra por que lo fuera

Flotar en el aire es cuestión de impresionar, de creérselo, de intentarlo más bien. A veces es la mirada la que nos engaña, otras veces somos nosotros mismos los que estamos encantados con ser engañados. Nacemos para dejarnos engañar si a cambio logramos ver aquello que nos imaginamos ver. Somos animales de costumbres.

23.9.16

Dibujo del Castillo de Neuschwanstein, Munich

Esta pequeña obra original nos muestra el Castillo de Neuschwanstein, el Castillo Nuevo del Rey Loco, cerca de la ciudad de Munich en Alemania. Un artista en el camino de subida al castillo, se dedica a pintar repetidamente este hermoso castillo desde muy diversas perspectiva y con diferentes tratamientos, a lápiz o tinta, a color o en blanco y negro, a diferentes tamaños y precios, convirtiendo en artesanía un trabajo artístico que domina maravillosamente por los muchos cientos (o miles) que ya habrá realizado. Es obra original y firmada, si hay allí mismo una veintena de obras puedes elegir la que te guste. O incluso esperar a que termine la que constantemente está realizando allí mismo. En este caso son lápices de colores.

22.9.16

Ventanas rosas entreabiertas

Unas ventanas rosas son siempre motivo urbano de mirar. Este rosa es un poco morado y como no es España no hay que pensar en política. Son ventanas hermosas en edificio típico, y el color aunque es lo de menos, le encaja perfectamente. Un bello ejemplo de buena elección del color.

21.9.16

Una cabeza de Salvador Victoria

El artista aragonés Salvador Victoria Marz nos dejó esta obra titulada “Un cap” traducido del aragonés como “Una cabeza, la cabeza, el Jefe” donde nos envuelve en sus círculos muchas veces blancos con color, como energías que se sujetaban en el aire con la ayuda de otras formas abstractas, a veces otros círculos, dentro de unas construcciones luminosas que te mandaban al infinito misterioso. Símbolos de que nada depende de nada, todos dependemos de todos.

20.9.16

Arte en madera para hacer un juguete

A veces la artesanía, incluso la industrial, ofrece ejemplos de buenas ideas, de sencillas y a veces viejas prácticas, que si bien resultan caras y tal vez por ello, como sucede en este caso, dejan de tener el sentido para el que se crearon, y pasan a otra dimensión.

Este es un juguete, casi navideño. Pero muy caro por su construcción. Es todo madera con un mecanismo mecánico que mueve las piezas. Ya no puede ser un juguete para niños al menos, pues es débil, frágil, tiene un sentido visual diferente a los juguetes que hoy utilizan los niños actuales. Pero como obra de arte es casi un ejemplo más, pues decora, alegra la mirada y crea sensaciones interiores.

19.9.16

La Madonna Sixtina o la Madonna de San Sixto, de Rafael

Este cuadro titulado “La madonna Sixtina” o la “Madonna de San Sixto” es un gran cuadro atribuido a Rafael Sanzio, de 196 x 265 cm. que curiosamente todo el mundo conoce mucho más por sus ángeles del suelo, apoyados sobre una tarima, que por el cuadro total que en la actualidad está en la ciudad alemana de Dresden.

Encargado por el Papa Julio II en el año 1512 para la iglesia de San Sisto en Piacenza (Plasencia), Italia, fue llevado a Dresde (Alemania) en el año 1754 al ser comprado por el Príncipe de Sajonia Augusto III, estuvo tras la II Guerra Mundial en Moscú y se volvió a entregar a la ciudad alemana donde es la pieza más especial del Palacio Zwinger. Es un cuadro extraño para la época, pues a modo de un teatro vemos a las figuras religiosas entre las nubes del cielo pero emanando desde la tierra, enmarcada por el telón verde del fondo.

Santa Bárbara, San Sixto, la Virgen y el Niño Jesús forman los elementos principales del cuadro, donde en las últimas décadas los ángeles de la zona inferior se han apoderado de todo protagonismo de la obra. Este cuadro se cree que fue encargado para decorar la capilla en donde se iba a enterrar el Papa Julio II, para indicar a los presentes que todas estas figuras estaban en el sepelio del Papa, asistiendo al momento y ayudando al Papa al tránsito al Cielo. Se cree que el rostro de San Sixto en realidad es el retrato de Julio II. Como se dice que la amante del pintor Rafael, La Fornarina, sería la que dio rostro a la Virgen y una sobrina del Papa Julio II quien cedió su rostro para Santa Bárbara. El nombre de Sixto viene de “seis, sexto” y en el cuadro aparecen seis personajes, que parecen mirar hacia los espectadores en abstracto, a nadie en concreto, excepto San Sixto que mira directamente a los ojos de la Virgen.

Goethe, impresionado por el cuadro, escribió sobre Rafael lo siguiente: “Él creaba siempre lo que otros soñaban crear”. Sabido es que León Tolstoi y Fiódor Dostoievski tenían reproducciones del cuadro en sus despachos. El pintor y arquitecto italiano Carlo Maratti (Maratta) dijo: “Si me mostraran el cuadro de Rafael y nada supiera de él mismo, y me dijeran que es la creación de un ángel, lo hubiese creído”.

Ventana de Dresden con caballero y caballo

Ese encanto hacia las ventanas se contagia a sus envoltorios. Esta ventana es de la ciudad alemana de Dresden. Fachada artísticamente decorada para que la ventana sea lo de menos. Lo curioso es que se ha podido conservar, aunque sea reconstruida, esa fachada tan impresionante. Caballero y caballo huyendo del fuego de la tierra que se abre a sus pies. ¿Será el fuego eterno?

Un naranja mandarina

Los colores se repiten en la naturaleza. No hay tantos colores como bellezas naturales. Una mandarina puede ser redonda o en forma de flor naranja, pero con distintos olores. Aunque la belleza se mantiene. Y el milagro de las formas naturales.

18.9.16

Técnicas sencillas para pintar y crear obras

Nos deberían prohibir que nos diera miedo enfrentarnos al lienzo en blanco. Entre otros motivos porque siempre lo podemos dejar blanco. Esta obra, de un alemán que firma como Haag, estaba a la venta en un restaurante alemán. Su tamaño es pequeño, de unos 60 centímetros en horizontal. Su precio era de 500 euros. Sin enmarcar, que es como se deben vender las obras, para que cada poseedor decida finalmente qué quiere o necesita la obra, para remarcarla.

Es una obra que técnicamente es sencilla de realizar. Una base blanca con textura, de arena o de otro material. Y unas pinceladas casi en seco, empleando diversas herramientas y colores hasta lograr lo que él pretendía mostrarnos. O hasta lograr lo que estéticamente le pareció agradable y suficiente. 
 
Digamos que quien no crea, empleando el arte pictórico, es simplemente porque no le gusta hacerlo o no siente esa necesidad. Pero las técnicas son ahora muy sencillas a poco que practiquemos.

17.9.16

Hermosa belleza ya antigua. ¿Antigua?

La belleza siempre ha sido belleza, aunque creamos que los cánones se hayan movido. Esta fotografía es bella por el encuadre, por la luz…, por la chica. Tal vez ahora su mirada seria otra, dirigida más hacia nosotros. Tal vez el movimiento de las manos no sería tan artificial. Pero han pasado muchos años como para intentar traerla hacia en estos tiempos sin que se noten los cambios. ¿Sobra el collar? Pues puede ser, incluso el aparato que le ayuda a saber qué hacer con las manos.

16.9.16

Ventana sin sentido de abrise con facilidad

Las ventanas siempre tienen un toque de diferencia y distinción que personalmente me atrapan. Son las duda, son el secreto, son lo escondido que intenta a veces salir. No puedo escribir sobre ventanas tanto como ventanas tengo, así que me tendré que inventar personajes.

Mujer con la mirada torcida. Cuidado con ella

Una escultura sobre un edificio dice mucho de las personas que van a vivir dentro de ella. Este rostro, con esta mirada ladeada, nos indica que aunque inmóvil, está buscando la salida, muy atento a todo lo que sucede en su entorno. Cuidado con esta casa. Esta cuidada por una señora de mirada torcida.

Emil Pierre Joseph de Cauwer y la Nueva Sinagoga de Berlín

El artista belga Emil Pierre Joseph de Cauwer pintó en el año 1865, un año antes de la inauguración, la Sinagoga de Berlín muy detallada y completa de la atmósfera social y callejera, la Nueva Sinagoga en todo su esplendor oriental pintada al óleo sobre lienzo. La propiedad original es del Museo Märkisches, aunque ahora se exhibe en Knoblauchhaus en Nikolaiviertel, un pequeño museo gratuito que refleja la vida de Berlín de finales del siglo XIX y principios del XX, en uno de los pocos edificios que quedaron en pie tras los bombardeos sobre Berlín en la II Guerra Mundial.

15.9.16

Parte de casulla del siglo XV de San Nicolás de Spandau

Es parte de una casulla de la iglesia de San Nicolás de Spandau, La Nikolaikirche, que se cree es del año 1470. Anterior a la conquista de América. Formó parte de una casulla entera de la que se cortó la zona de la cruz para conservarla una vez que la totalidad de la pieza estaría previsiblemente muy estropeada, y que ha llegado hasta nuestros días con diferentes trabajos de conservación posterior. Su valor testimonial es la antigüedad de la pieza en un periodo donde el cristianismo en todas sus vertientes, estaba en Alemania muy cuestionado.

13.9.16

Luis Eduardo Aute por José Aymá

Hoy publica esta imagen el diario El Mundo. Es de hace un año y vemos a Luis Eduardo Aute mirando, no sabemos si al futuro o al pasado. El fotógrafo José Aymá —al que le tomo prestada su imagen, por su belleza y poder, para un lugar sin ánimo de lucro— supo retratar esos 72 años de ese momento con el poso de la desesperanza que siempre se tiene cuando se hace balance, pero también con la satisfacción del trabajo bien hecho. No es una fotografía de despedida, pero casi. Es una excelente fotografía para un día como hoy, en el cumpleaños de Aute que como bien dice El Mundo, está ausente desde la presencia.

Arte teatral para provocar, en Berlín

Hemos hablado varias veces del Art Brut, del arte sucio, del arte callejero en forma de obras pintadas. Y hemos mostrado también ese arte personal del artista que se ofrece por pocas monedas, para desmontar el paisaje sobre el que se asienta.

Este arte teatral, arte al fin aunque casi se entienda más como un camino social tomado por los que necesitan sobrevivir en las grandes ciudades, es una pincelada en los paisajes urbanos, que cambian las calles, los parques, las ciudades. Es un golpe de color o de formas, un grito para provocar y para mover miradas. Esta imagen es de Berlín.

12.9.16

Impreso del siglo XIX mostrando familia alemana

Es una simple estampa del siglo XIX, mostrando una clásica familia alemana. Un impreso coloreado posteriormente posiblemente con anilinas, que a las familias de clase media les representaban una mirada familiar ejemplar, a modo de los grande cuadros de la nobleza que podía recurrir a pintores que personalizaran con sus obras a las familias reales de cada gran cargo. Era una forma casi económica de una decoración donde se mezclaban obras originales y obras impresas a color, que se valoraban mucho más que en la actualidad. Eran un simil a grabados artísticos de más valor y realziados en cobre, que partían de clichés metálicos posiblemente en zinc pero impresos sin numerar y con una definición menor a los grabados artísticos.


Dios sujeta a Jesucristo, para llevásrselo. Pila bautismal

Sobre una pila bautismal de una iglesia protestante de Berlín (anteriormente católica) podemos ver esta escultura que a modo de cubrecabezas, flota sobre los que acuden al bautizo, mostrando a Dios que sujeta a Jesucristo yacente. Una forma gráfica de enseñar a las generaciones antiguas que no sabían leer los textos sagrados, que Dios está con todos los que en Él creen, y que acude a su ayuda tras la muerte de cada uno. iconos para enseñar religión a través de Arte.

Dios sujeta a Jesucristo, para llevárselo. Pila bautismal

Sobre una pila bautismal de una iglesia protestante de Berlín (anteriormente católica) podemos ver esta escultura que a modo de cubrecabezas, flota sobre los que acuden al bautizo, mostrando a Dios que sujeta a Jesucristo yacente. Una forma gráfica de enseñar a las generaciones antiguas que no sabían leer los textos sagrados, que Dios está con todos los que en Él creen, y que acude a su ayuda tras la muerte de cada uno. iconos para enseñar religión a través de Arte.

La belleza no existe, pues todo puede ser bello. O lo contrario

No hay duda de que la belleza no existe, pues todo puede ser bello; incluso podríamos decir que todo es bello aunque dependa de la mirada que lo observa y juzga, del encuadre, la luz, el punto de vida de ese momento de cada uno que lo observa, incluido el autor.

Y si todo es bello, podríamos decir con rotundidad que la belleza no existe, como tampoco existe su contrario, la fealdad. Existe si acaso el aprendizaje para mirar, el admitir que vamos cambiando nosotros pero también nuestra manera de mirar y asumir.

Existe la diferencia, y sin duda nuestra selección sobre lo que miramos, para quedarnos con "nuestro modelo de belleza". Pero sólo es eso. El nuestro. El que admitimos y consideremos nuestro. Lo que no descarta al resto, hasta volverlo feo. Si acaso será "nuestro concepto de fealdad" lo que habremos seleccionado como feo.

Walt Whitman pensaba parecido, todo es bello aunque lo catalogamos de feo. La basura puede ser bella, la deformidad, la impericia, los errores, lo que mostramos de la absoluta normalidad pero que recuadramos para enseñar ya mascado y algo digerido  tras la selección.

Puede gustarnos o no gustarnos lo que nos muestras ya seleccionado y tras elegir formas, volúmenes, colores o luces. Pero si eso la agrada a una sola persona, ya es bello. Aunque sea a su creador, al autor que ha provocado precisamente esa provocación.

7.9.16

Arte muy sencillo en un lienzo histórico. Muro de Berlín

El Muro de Berlín, como lienzo, fue un ejercicio inmenso a favor de la paz empleando el arte efímero y el grafiti como elemento de escritura social. Dibujos sencillos, a veces impactantes, muchas veces gritos, las más una forma de protesta occidental contra lo que que encerraba aquel Muro de la tristeza en mitad de Europa. Esta obra es del artista Thierry Noir.

Todos los trozos que se desmontaron del Muro de Berlín o se vendieron a trozos o se entregaron a ciudades que los reclamaron como muestras de dolor y libertad. Hay, que yo haya visitado, uno junto al Parlamento Europeo en Bruselas y este en Frankfurt, pero habrá muchos más. Es arte, es color, sigue siendo grito a favor de la libertad, es un lienzo efímero, es un recuerdo del que debemos aprender y no olvidar que los seres humanos, a veces, somos idiotas. Pero sobre todo es también arte.

2.9.16

Higinio Basterra y su obra más conocida en Madrid

Esta escultura está situada en la azotea del edificio del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) en el centro de Madrid. Es obra del vasco Higinio Basterra (algo olvidado) muestra dos cuadrigas sobre dos pedestales, colocadas en el año 1922 sobre lo alto de este bello edificio madrileño. Este edificio fue también sede de los partidos del Frente Popular, con el nombre de Palacio de los Partidos, durante la Guerra Civil. Es conocida también por haberse rodado unas escenas importantes entre las patas de los caballos, de la película “La Comunidad” donde los vecinos huían y se peleaban entre ellos.

Milagros de jabón, para hacer sonreír a los niños

Una mentalidad limpia puede soñar con pompas de jabón que te envuelve, un niño puede pensar que con aire y poco más se pueden crear monstruos buenos que se deshacen en cuanto se tocan. Son nubes de colores, son casi milagros de jabón.

Ejercicio para pintar cielos y agua, con mucha fuerza y color

Pintar cielos y aguas de mar son siempre dos ejercicios complicados cuando se está aprendiendo. Pero en realidad es de los más sencillos, pues tanto en uno como en otro ejemplo natural se pueden dar todas las posibilidades de colores y formas. 

El pintor zaragozano Eduardo Salavera hizo esta obra titulada “El agua viene de poniente”, en el año 2008. Se compone de dos cuadros, posicionados uno debajo del otro. Cielo y agua.

Color, fuerza, formas que en nada son naturales pero asemejan perfectamente las luces y las sombras de un día de tormenta, de un amanecer o un atardecer de los potentes, y donde Eduardo Salavera juega precisamente con los brochazos naturales pero bien medidos para crear el efecto de las propias texturas del cielo y el agua.