14.1.17

Dos hinojos de un artista anónimo

Muchas veces no sabes bien el motivo de que una obra de arte te atrape. Puede ser de lo más simple, sencilla en su ejecución y sus planteamientos y volúmenes. Pueden ser los colores, o el juego de formas. No sé.

Este cuadro lo ví en una cafetería de Birmingham y la atrapé con mi cámara. Simplemente me gustó y deseo que os guste a vosotros. Parece un par de ramas, de raices de hinojos. Pero ni eso ni el autor he llegado a conocer bien. Pero si nos gusta, da igual todo lo demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario