2.5.17

Pintura fácil y de brochazo, pero bien construida


Muchas veces en cualquier visita a un lugar desconocido y anodino, te puedes encontrar algunas obras de arte que te llamen la atención. Aunque no lo parezca por el tamaño de la firma, sin obras de más de un metro de altas, muy grandes, realizadas con enormes brochazos donde el color y las formas, siendo muy simples, juegan precisamente con el tamaño para sorprender. Es un ejemplo de pintura fácil, pero atrevida, que quiere recordar alguna época del genial Picasso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario