2.6.17

El escorzo como técnica para lograr profundidad

La obra de Peter Paul Rubens denominada “Elevación de la cruz”, también conocido como “El levantamiento de la cruz”, es un tríptico pintado por el artista flamenco entre el año 1610 al año 1611. Rubens pintó La Elevación de la Cruz a su regreso a Flandes después de haber estado en Italia. La obra muestra una clara influencia del Renacimiento italiano y de artistas como Caravaggio, Tintoretto y Miguel Ángel.


El panel central que es el que mostramos en la imagen, se muestra la tensión existente entre los ocho hombres musculosos tratando de levantar la cruz y el peso tremendo de Cristo junto a la cruz. 

La diagonal que forma el cuerpo de Cristo junto a la cruz, un escorzo típico que ofrece una profundidad de campo tremenda para una escena realmente plana, nos obliga a llevar la vista hacia su rostro, olvidándonos en principio del resto del cuadro. El escorzo es la forma más sencilla de lograr sensación de profundidad, acentuada si distorsionamos los tamaños de las zonas de primer plano, bien por ampliación o por disminución de su tamaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario