16.6.17

Técnicas básicas de la xilografía

Hacer pequeñas obras impresas en casa no es tan complicado como podemos pensar de entrada. Hay varias opciones y analizaremos algunas.

Cada día es más habitual, incluso entre firmas conocidas de artistas que quieren hacer un arte más asequible, trabajar el arte digital, la creación de obras pequeñas o medianas directamente desde el ordenador, bien creando obras abstractas o bien obras figurativas que emplean de base imágenes reales a las que en capas superiores van pintando y modificando hasta lograr obras totalmente diferentes y personales.

Es verdad que también se emplean el arte digital para crear obras partiendo de imágenes a las que se retoca y con posterioridad se les aplican diversos filtros o herramientas digitales para crear conceptos y miradas nuevas. El arte digital se nos abre con multitud de posibilidades.

Y una vez que ya estamos dentro de estas creaciones, poderlas imprimir en casa, con mejores o peores máquinas, con procesos de tinta o de sublimación o de diversos métodos, pues resulta mucho más sencillo y asequible de lo que pensamos antes de entrar en este mundo artístico nuevo. Como lo es elegir el soporte sobre el que imprimir. No sólo el papel blanco sirve. Y si queremos trabajos más grandes o sobre materiales más complejos, se puede subcontratar la salida impresa.

Pero también podemos adentrarnos en el mundo de la xilografía, del grabado, de la serigrafía. Esta semana había una pequeña lección magistral del mundo de la xilografía en el Centro de Historias de Zaragoza, con unos vídeos que nos mostraban el proceso de trabajo de la artista Elena Espa.

En pocas palabras y para que cada uno luego pueda experimentar, sobre unos tablones delgados de panel, va grabando en negativo y con buriles lo que desea luego ver NO impreso. Una vez realizada la xilografía que para ella es una obra grande pero que para empezar puede ser una pequeña obra, la entinta (y aquí hay varios procedimientos) y pone encima de la madera grabada una hoja de papel, sobre la que pasa presionando con diversos métodos, hasta que la tinta se pasa desde el grabado al papel.


Sin duda es un método manual, que poco a poco se puede ir perfeccionando e ir convirtiendo en más artesano e incluso casi en industrial, a poco que te vaya picando el proceso, sumando pequeños tórculos, o procesos de entintado más limpios y sencillos. No hay que inventar nada, lleva siglos inventado este proceso de impresión, de entintado, de utilización de diversas técnicas de taller pequeño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario