25.2.17

Pintura acrílica de Anne Marie Schneider

En 2012 la artista francesa Anne Marie Schneider hizo esta pintura acrílica sobre papel “Sin título”. Un trabajo compuesto por 10 obras de pequeño formato típico en su obra, minimalista, sencillo de realizar, pero que representa su mirada, su modo de reflejar el momento y el tiempo en que vive, tal y como también advertimos en una anterior entrada. Es su manera de transmitirnos sus miradas, sus pensamientos, sus dudas.

24.2.17

Anne Marie Schneider en el Reina Sofía de Madrid

En 1996 la artista francesa Anne Marie Schneider hizo este dibujo al carboncillo “Sin título”. Un dibujo típico en su obra, minimalista, sencillo de realizar, pero que representa su mirada, su modo de reflejar el momento y el tiempo en que vive. 

Pinta y dibujo como si intentara con los trazos y las formas realizar un diario íntimo, una colección de pensamientos e imágenes que observa y que sabe se escaparán enseguida. 

Es como un relato de miradas, de sensaciones, a costa de emplear manchas y trazos, de utilizar las imágenes que crea con sus manos.

Hasta marzo de 2017 está exponiendo en el Reina Sofía de Madrid, y aunque es un artista poco expuesta, sus obras están en los mejores museos europeos y en casi todos los franceses. 

40 siglos de arte de penes, nos contempla

No debemos fijarnos en la enorme verga del burro, eso es lo de menos. Son siete burros de un rebaño del Egipto de hace 4.000 años, vigilados por un pastor. La clásica leche de burra, necesitaba burros que dejaran embarazadas a las burras. Curiosamente esto es arte. 

Un relieve con tanto siglos que todavía nos sorprende por su trazo, en unas representaciones de las labores agrícolas de aquellos siglos. Similares a las que se hacían en gran parte del centro de España hasta hace medio siglo. 

Pero sí resulta curioso que muestra con detalle los penes tanto del hombre como del burro del primer plano. Sale ganando el burro.

La pieza es del Museo de Arte de Bruselas

14.2.17

Picasso y sus grabados italianos

La obra gráfica de Pablo Picasso no siempre es lo más conocido del gran artista español, por eso a veces nos sorprenden algunos grabados, como este recientemente expuesto en Italia. Disfrutemos de esta estampa maravillosa que refleja amor y tal vez algo de tragedia, de aburrimiento, de soledad compartida. La mirada de la figura masculina, refleja un cierto desencanto, como buscando la salida a la situación de pan y vino.

5.2.17

Art Street sí, sin duda. Manchas y firmas NO

No es habitual publicar simples firmas graffiteras. Es de tal calidad la inmensa mayoría de los grafitis que hay en todo el mundo, que con darles imagen ya es suficiente para demostrar su calidad, en contra de esa otra mayoría (pocos pero que cunden mucho) que tan sólo sirven para marchar paredes.

Pero en este caso esta palabra pintada sobre una persiana metálica tiene “su aquel”; el diseño está bien logrado, la firma representa artísticamente algo más que unas manchas.

Por eso la hemos conservado, como muestra del lugar más bajo a donde deberíamos consentir el grafiti con respeto, que por otra parte, es muchas de sus representaciones, es fabuloso y pasa a ser sin duda Art Street con mayúsculas.

Balcón teatral en el centro de Berlín

El arte más sencillo lo podemos encontrar simplemente mirando hacia arriba en muchas ciudades. Este balcón y sus pequeñas esculturas es de un edificio de Berlín. Acrobacias, teatro, desenfreno, fiestas, alcohol. Pequeños y rechonchos niños figurados, que acompañan al balcón dorado. ¿Alguien se asomará a esta balcón?